Cinco trucos para convertir tu baño en un spa

No importa que el espacio sea grande o pequeño, da igual la luz natural o artificial: puedes sacar partido a tu cuarto de baño de una forma prodigiosa, y convertirlo en un spa; un lugar de relajación y buenas vibraciones, para desconectar del ajetreo de la vida diaria. Tegler te cuenta cómo conseguirlo con cinco trucos.

La magia de un espejo

Multiplica la sensación de amplitud con un espejo amplio. Esto es especialmente recomendable en cuartos de baño de tamaño reducido, para incrementar de forma notable el efecto óptico del espacio.
Por otra parte, aportarás mucha más luminosidad sin incrementar el gasto, y generarás un ambiente más agradable.
Te recomendamos los espejos con luz retroiluminada que pueden regularse, para graduar la cantidad de luz que más te relaje.
También puedes generar sensación de amplitud con espejos en los armarios.
Tegler te recomienda el innovador espejo retroiluminado Lupa con Led

Tonos claros y neutros

A la hora de elegir los muebles del cuarto de baño, te recomendamos colores claros o de color neutro: quedarán perfectos si el color de las paredes es de tono arena, beige, rosa palo, azul o verde claro.
También puedes optar por muebles de madera, que siempre aportan un estilo rústico muy relajante.
El conjunto de encimera Florencia, de dos piezas y líneas rectas, es ideal para crear sensación de paz. Disponible en distintos tonos de roble, crema, blanco brillo y una combinación de roble y blanco.

La selva en casa

La naturaleza siempre conecta con la parte más esencial de nosotros, y sentirse rodeado de plantas convierte un ambiente urbanita en un vergel. Siente el paraíso en tu propia casa con plantas colgantes, orquídeas, helechos e incluso pequeñas macetitas decorativas.
Las plantas, por otro lado, agradecerán el ambiente húmedo y cálido del cuarto de baño, solo tienes que buscarles una fuente de luz y una variedad que sea apta para interior.

Un toque decorativo: vintage, zen o rústico

Elige el estilo que más vaya contigo: un spa puede ser sofisticado, pero también rústico o retro. Coloca de forma estratégica los elementos decorativos de acuerdo con la línea que quieras seguir: cajitas de madera o de mimbre, si quieres un estilo más naturalista y rústico, frascos y vasos de cristal decorado, si te decantas por lo vintage, o jaboneras cuadradas de colores planos, si prefieres el minimalista. No pierdas de vista este práctico toallero dosificador de Tegler.

Barra de ducha

Ha llegado el momento de disfrutar del agua como terapia depurativa y relajante. No hace falta que montes un jacuzzi: una alcachofa de gran tamaño basta para proporcionar esa sensación de encontrarte bajo una cascada.
Pero además puedes disfrutar de un auténtico spa con barras de ducha con chorros adaptados especialmente para la espalda, hombros, cervicales y cuello.
Actualmente el mercado ofrece una gran variedad de barras de ducha con muchas prestaciones, como la Columna de ducha Inox con grifería termostática y rociador superior con jets, efecto lluvia 22 x 20 cm, con 6 jets de hidromasaje orientables.