Cómo ofrecer mejores servicios para las reformas de hogar

Cómo ofrecer mejores servicios si eres una empresa de reformas

Las empresas de reformas deben estar constantemente actualizando sus servicios, mejorándolos y buscando alternativas que aumenten su capacidad de actuación.

Las empresas de reformas que enfocan sus trabajos en el hogar con más ahínco deben desarrollar su capacitación y servicios, ya que permanecerán un tiempo determinado invadiendo la privacidad personal de una familia.

Por tanto, es fundamental que toda estrategia para la realización de una reforma tenga como punto de referencia al propio cliente. Se hace necesario, por tanto, crear un espacio comercial que provea de una oferta que implique un valor añadido, cada día más completo y competitivo.

Las empresas de reformas deben trabajar en este sentido, con investigaciones y estudios útiles que permitan saber con seguridad qué necesitan los clientes y cuál es la mejor forma de adaptarse a esas necesidades.

Hay que entender que según nosotros, el punto número 1 para que una empresa de servicios consiga más clientes, es entender al propio cliente y para ello recomendamos hablar mucho con ellos, y documentar es información para después aplicarla a vuestro argumentario de ventas.

Pongamos un ejemplo:

Si eres un pequeño reformista que hace mucha reforma de baños y cocinas ( que suele ser muy común), entonces te interesa entender las prioridades de los clientes en cuanto a si…

  • Prefieren diseño frente a precio
  • Se dejan aconsejar más o menos por un profesional
  • Prefieren productos de standar por su rápida instalación o quieren algo más específico aunque tengan que esperar a su fabricación.
  • Necesitan que una empresa se lo haga todo, o buscan especialización
  • Tienen algo ya visto en cuanto al diseño del baño o cocina ?
  • Con cuanto tiempo cuentas como empresa para realizar la reforma, según ellos

Te puede interesar:

A continuación, se presentan 10 de los servicios más valorados y que, por tanto, se deben ofrecer para mejorar la relación cliente empresa en una actuación de reformas del hogar.

1.  Ganarse la confianza del cliente

Según recientes estudios del sector, el 69 % de los clientes coloca la confianza en el profesional como la principal razón para que lleve a cabo su proyecto de reforma. En este sentido, aunque no haya trabajado con ninguna empresa especializada, será el boca a boca lo que determine en quién depositar el desarrollo de los trabajos. El consejo y asesoramiento de amigos y familiares serán los que avalen el trabajo de la empresa.

Aunque es fundamental, para el 72 % de los clientes, que la organización presente un presupuesto sin dudas, rápido, justificando cada gasto y que se encuentre desglosado por partidas.

Para evitar caer en el retraso o la devolución del proyecto de reforma, algo que ocurre entre el 30 y el 45 % de las ocasiones, la empresa debe ganarse la confianza del cliente.

2. Flexibilidad con el cliente

Otro análisis deja claro que la mayoría de los que tienen que pasar una obra de reforma (el 71%) prefieren a una empresa que le ofrezca soluciones y les facilite el tránsito por este periodo. Estos equipos deberán superar los conflictos cotidianos, dando solución a todas las necesidades, que son complejas y múltiples. Para dar solución a estos problemas la compañía debe reconocer y entender cuáles son las necesidades del cliente. Posteriormente, formará filas con ellos para localizar las posibles soluciones con una adaptación y flexibilización de las tareas.

3. Respaldo en los servicios

Como ya se ha comentado en el primer punto, no son pocos los que confían en un equipo profesional por venir recomendado por algún amigo, familiar, compañero de trabajo… Pero no todos depositan las llaves de su casa en esta recomendación. Para muchos, la confianza solo se gana si se demuestra la calidad de los trabajos que haya realizado en su trayectoria profesional.

En este sentido, la empresa deberá mostrar con imágenes cómo trabaja la compañía. Deberá enseñar la calidad del servicio a través de sus acabados, los materiales que usa, los trabajos finalizados… para ello es importante contar con una web donde ir enseñando al público en general y al cliente en particular lo que es capaz de hacer.

Así mismo, y como respaldo de garantía por los trabajos que realiza, la empresa de reformas debe tener un seguro en regla, así como todos los permisos que necesita para llevar a cabo la reforma. Esta es la mejor forma de cubrir cualquier posible daño o accidente que pudiera ocurrir en el inmueble mientras duren los trabajo. El cliente se sentirá tranquilo, ya que no tendrá que hacerse cargo ante una incidencia de este tipo. Para incidir en la transparencia de la empresa, es interesante dejar constancia por escrito de los materiales utilizados ante la posibilidad de recibir alguna reclamación.

4. Soluciones post servicio según las necesidades el cliente

Los errores, fallos, malas terminaciones suelen dar la cara al tiempo de terminar la obra.

Alrededor del 77% de los encuestados manifiesta que estas reparaciones mal realizadas forman parte de las preocupaciones generales de una reforma. No es para menos, al percatarse de una mala actuación en la reforma, además de la frustración, se añade un gasto que no estaba contemplado en los presupuestos iniciales.

Por este motivo, se tiene muy en cuenta a las empresas que ofrecen un servicio de corrección, apoyo, revisión… después de haber realizado los trabajos por si se dan este tipo de situaciones. Una actitud que demuestra el valor de la experiencia y la profesionalidad del equipo, elementos muy valorados por los usuarios.

5. Cercanía y contacto con el cliente

Otro factor altamente valorado por la clientela es la cercanía que debe ofrecer un profesional. Esta cercanía se refiere no tanto al trato físico como a la facilidad y rapidez para localizarlo, contactar, hablar con él y llevarle sus dudas y propuestas.

Se valora especialmente la agilidad con la que se reciben las respuestas y que estas sean claras y concisas, con el profesional presente para que se pueda explicar al detalle la cuestión pertinente.

El profesional, en cualquier caso, deberá ofrecer diferentes vías para contactar, ya sea con el uso de un número de teléfono, alguna aplicación de mensajería instantánea (Whatsapp, Telegram…), correo electrónico o con el uso de las redes sociales.

6. Mejorar con la crítica

La empresa y sus representantes no solo deben dedicar tiempo y saber aceptar las quejas, los problemas y las reclamaciones de los clientes. Además, deben aprender de ellas y corregir rápidamente el error, aprovechando para mostrar que han entendido el motivo del descontento y se han puesto manos a la obra inmediatamente para solucionarlo.

La empresa deberá entender que todas estas situaciones serán siempre una oportunidad para mejorar.

La compañía debe ser capaz de gestionar correctamente las quejas recibidas, gracias a una buena comunicación y asesoramiento, haciendo todo lo posible para que finalmente resulten positivas, tanto para la empresa como para el cliente.

7. Planificación de la reforma

Es imprescindible en cualquier organización la correcta planificación de los proyectos a realizar. En una obra de reforma lo es más, si cabe. En este sentido, hay que añadir que esta organización previa debe estar siempre en equilibrio con la realidad de cada situación. 

Además de una organización eficaz, se debe analizar la obra en su conjunto, calibrando el tipo, los materiales, las dimensiones…

Por otro lado, es importante que el cliente siempre esté al tanto de posibles complicaciones que pudieran aparecer durante los trabajos, por lo que, de nuevo, la comunicación es esencial.

Uno de los detalles de planificación que más se valora es llevar a cabo una estimación real del tiempo de duración de la reforma. Siempre resultará muy inconveniente y desagradable que estas se prolonguen por más tiempo del que inicialmente se estipuló.

Por este motivo, es necesario ser previsor y ofrecer información constante al cliente de la situación por la que pasan los trabajos en cada momento.

8. Cuidar del equipo de trabajo

Toda empresa dedicada a las reformas cuenta con un equipo multidisciplinar que no tienen por qué estar dentro de la obra. Es importante para la organización llevar a cabo una buena selección de los activos que formarán parte del equipo de trabajo, destacando la búsqueda y contratación de profesionales especializados, cuidando del personal siempre con un enfoque empresarial centrado en el cliente.

Según estudios fiables, el 77 % de los clientes recomendará a una compañía por alguno de los componentes del equipo.

9. Precio razonable y equilibrado

Sin lugar a dudas, más aún en los tiempos que nos ha tocado vivir, el precio se presenta como uno de los factores más importantes para que el cliente acepte o no los servicios de una empresa. En cualquier caso, y aunque los precios deben ir acompañados a la realidad social que se esté viviendo, siempre deberá defenderse y justificarse sin titubeos hasta el último céntimo.

Para defenderlo se recurrirá tanto a la calidad del trabajo finalizado como a la calidad de los materiales utilizados o la cualificación de los trabajadores y a las garantías que se ofrecen.

De todos modos, si el precio no se adapta al presupuesto del cliente, este puede cambiar, pero con las explicaciones oportunas, aplicando variaciones en el proyecto, cambio de materiales, ampliando el tiempo de ejecución… La conversación con el cliente, en este sentido, vuelve a ser fundamental, aplicando seriedad, sinceridad y profesionalidad para que todo quede siempre claro.

10. Cumplir con lo pactado

Por último, recalcar la importancia que tiene cumplir con la palabra dada. Y es que no todas las empresas de construcción o reformas terminan haciendo lo que dijeron que harían. Algo tan simple construye la confianza de la clientela en una organización de este tipo, o acaba con ella. El 82% de las personas que contratan estos servicios de reformas piensan que este factor es fundamental.

Para no errar en este sentido, la oferta que la empresa entregue al cliente deberá ser equilibrada, honesta y consecuente con el trabajo que se quiere llevar a cabo.

¿Eres profesional de la reforma? Únete a Tegler PRO ↓



es_ESEspañol
Esta página utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestro sitio: Personalizar Cookies -    Leer Más
Privacidad