Tres trucos para vestir tu cuarto de baño en verano

La época estival cambia nuestro guardarropa: llegan los tejidos frescos, las rayas marineras, colores vivos. Nuestro día a día se llena de alegría y frescor, y nuestra casa, también. ¿Sabías que puedes aportar un estilo veraniego a tu cuarto de baño de forma sencilla? No hace falta meterte en obras ni cambiar los azulejos, en Tegler te contamos tres sencillos pasos para vestir tu baño de verano.

Si no tenemos más remedio que quedarnos bajo techo buena parte de julio y agosto, ¿qué mejor que traerte las vacaciones a tu propia casa?

Aunque estos consejos que vamos a darte pueden aplicarse a toda la casa, el cuarto de baño es la estancia que más se presta a “vestirse de verano” y además, será más fácil transportarte con la imaginación a un destino turístico de ensueño cuando te relajes en la ducha o disfrutes de tu ritual diario de limpieza y arreglo personal.

Truco 1: textiles playeros

El cambio de textiles es tan sencillo como recomendable al cambiar de estación. Si tu cuarto de baño tiene cortinas en las ventanas, tienes la excusa perfecta para introducir elementos veraniegos como tejidos de rayas marineras, o de color azul marino, que harán de parasol, reteniendo el exceso de la luz y haciendo que el interior sea más fresco.

Consigue que el lujo y la elegancia de la playa de Biarritz entre a raudales en tu cuarto de baño con toallas ligeras de color coral, o una alfombra de paja natural al estilo playero.

Los colores son la clave; elige tonos arriesgados, vivos, que llenen tu espacio de buenas vibraciones. Rosas o naranjas, estampados tropicales, luminosos verdes… Todo vale con tal de que sintonice con tu estilo y te haga vibrar.

Truco 2: llévate la playa a casa

Escoge rincones sutiles para introducir pequeños detalles decorativos.
Puedes conseguirlo de forma fácil y a buen precio: desde pequeñas conchas o caracoles de mar, arena de playa, vasijas o botellas de cristal, a arreglos rústicos que evoquen las vacaciones, como los sonajeros y campanillas de viento, cuyo sonido relajante te llevarán lejos.

¿Quieres dar un paso más? Atrévete con un vinilo, hay fantásticas imágenes escapistas de playas, selvas tropicales y lugares paradisíacos que darán profundidad a tu cuarto de baño y te transportarán a otro mundo.

Truco 3: convierte tu baño en un oasis

Usualmente el cuarto de baño suele ser la estancia de la casa más fresca. Puedes convertirlo en un verdadero oasis y hacer que el calor sea mucho más llevadero con plantas decorativas que, además de aportar un estilo escapista, rústico y relajante, te transmitirán una sensación de frescura.

El beneficio es doble: tú sales ganando y tus plantas también; porque a ellas el verano también les pasa factura y muchas no soportan las altas temperaturas y el ambiente seco. Por ello el cuarto de baño será para tus plantas su salvación: un lugar más húmedo, a salvo de la abrasadora luz del sol y el excesivo calor.

Si tienes un cuarto de baño pequeño, no te preocupes: puedes usar maceteros colgantes de estilo rústico, de cuerda, rafia, esparto o cáñamo, que quedan preciosos; también puedes decorar tu pared con maceteros verticales, creando un verdadero jardín que no ocupa espacio.

Un truco: si tienes que ausentarte muchos días de casa, deja recipientes con agua cerca de las plantas; con la evaporación tendrán humedad natural para mantenerse frescas.

Este verano, confía en Tegler para dar ese cambio de aires que quieres para tu hogar. Visita nuestra web y descubre las maravillosas posibilidades de nuestros muebles para baños, columnas de ducha y mamparas acristaladas de ensueño.